8 causas que producen sabor metálico.

Sabor metalico El surgimiento de sabor a metal puede ser indicativo de que está padeciendo una enfermedad de cuidado, como lo pueden ser las enfermedades del hígado y de los riñones, la diabetes no diagnosticada y cierto tipo de cánceres. Estas razones no son muy comunes y normalmente estará el sabor a metal acompañado de otros síntomas. De aparecer este sabor metálico en una persona saludable las causas son frecuentemente benignas.

Si el sabor a metal es la única queja de salud que tiene, entonces la causa puede ser una de las siguientes:

1. Mala higiene bucal : si no se cepilla los dientes y no usa el hilo dental regularmente, pueden surgir problemas en los dientes y en las encías como lo son la gingivitis, periodontitis e infección dental. Esta infección puede ser curada con medicación ,con lo cual desaparecerá el sabor a metal.

2. Medicamentos recetados: dentro de estos tenemos los antibióticos como la tetraciclina; el allopurinol usado en la enfermedad llamada gota; litiun, usado para tratar algunas condiciones psiquiátricas; ciertas medicaciones usadas en trastornos cardiacos. Esto es así, cuando su cuerpo absorbe la medicación y ésta sale con la saliva. Existen medicaciones que pueden producir boca seca, como los antidepresivos.

3. Vitaminas y otras medicaciones sin receta médica: como las multivitaminas que contienen metales pesados como el zinc, cromo y cobre. Las vitaminas prenatales y suplementos de calcio y hierro son a su vez causantes de este sabor a metal. Usualmente este sabor desaparecerá a medida que su cuerpo procese las vitaminas y medicinas. Si esto no ocurre verifique la dosis que toma asegurándose que no este tomando más de lo indicado.

4. Infecciones: como las del tracto respiratorio superior, tal puede ser el caso de la gripe y la sinusitis las cuales cambian el sentido del gusto. Esto es temporal y usualmente terminará con la curación de la infección.

5. Los tratamientos contra el cancer: los pacientes tratados con quimio y radioterapia pueden tener sabor a metal.

6. Embarazo: durante los primeros estadios del embarazo, algunas mujeres manifiestan cambio en el sentido del gusto, uno de estos cambios es el sabor a metal.

7. Demencia: las personas que padecen de demencia frecuentemente tienen cambios en el sabor. Los sabores son recibidos en el cerebro via los nervios. Las anomalías del sabor pueden ocurrir cuando cuando la porción del cerebro relacionada con el sentido del gusto no trabaja adecuadamente.

8. Exposición a químicos: si se expone al mercurio o al plomo e inhala niveles elevados de estas sustancias, frecuentemente se presentará un sabor a metal.

Si experimenta sabor metálico, consulte su médico .

Esta entrada fue publicada en Health and wellness. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s