Despierta Pueblo, Despierta!

Al iniciar este desahogo, debo puntalizar el que no he sido miembro de ningún Partido Político Nacional. Me encuentro en exilio voluntario desde hace 25 anos, dando seguimiento constante a lo que en nuestra isla sucede, aportando con mis humildes artículos publicados, desahogos, una visión solo comprometida con el bienestar común.

En las diversas ocasiones en que he servido al terruño, lo he hecho desde una posición filantrópica y honorífica, con voluntad de servido y sacrificio por y para todos (as). Esto así desde mis anos en la Dirección Estudiantil en la Universidad Autonoma de Santo Domingo (UASD) hasta el honorable privilegio de representar nuestra preciada isla en el Servicio Exterior y con la realización de Misiones Medicas Humanitarias. Jamas he utilizado la hoy popular expresión: cuanto hay para mi? Para mi, no ha habido absolutamente ninguna entrada material, si innumerables salidas y satisfacciones personales ante el deber cumplido.

Entiendo que el tema del fraude bancario nacional fue, entre otras, la causa de la mala gestión final del gobierno del Presidente Mejía. El responsable accionar del Presidente Mejía al pagar a los afectados por dicho fraude le costo el no ser reelecto, lo que probablemente no hubiese ocurrido si los hubiese abandonado. Admirable decisión de un Jefe de Estado!

El Presidente Mejía es desde mi punto de vista un típico hombre dominicano, sincero, dice lo que piensa, bravío, responsable, noble, de palabra, leal, creyente, Nacionalista y a la vez Democrático.

La siembra de consciencia se hace vital para sacar el país de la eminente descomposición a que ha sido llevado, con lo que ademas lograremos eliminar el desafortunado clientelismo existente, en la desventaja de que ese mortífero mal, clientelismo, se realiza con los recursos de todos (as). Jehová Dios, ten piedad de mi pueblo!

Anhelo el día en que el famoso borrón y cuenta nueva creado por el Presidente Balaguer deje de existir en nuestra preciada Quisqueya y se den los pertinentes ejemplos de encarcelamiento, expropiación e inhabilitación para aquellos que de lo nuestro hacen propio.

Debemos recuperar en la acción el timón de la Nación, la apatía de nuestra generación a lo político ha permitido el que lo mejor de la isla se mantenga al margen del quehacer publico, dando cabida a lo que hoy nos gobierna. En consecuencia somos responsables del mal hacer de nuestros gobiernos. Basta ya!

Por Victor Garrido.

Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s