Existe un FEDE

Existe un FEDE
Por Víctor Garrido Peralta.
 
 
Con la continua inquietud social que no me permite el mantenerme ajeno a los acontecimientos que se van desarrollando en nuestro país, y siempre con el único objetivo de aportar probables soluciones en la medida de mis posibilidades; me gustaría en esta oportunidad el informar a nuestros connacionales y de nuevo tratar de llamar la atención a las autoridades correspondientes sobre la existencia de la Fundación de Edificaciones y Dotaciones Educativas (FEDE).
 
A finales del año pasado encontrándome en París ejerciendo las funciones de delegado de la República Dominicana ante la 26 Asamblea General de la UNESCO para el área de la ciencia; noté la ausencia en el más alto nivel de nuestra representación en el área de la Educación, preocupado por esta desagradable situación para la República Dominicana indago el porqué de la misma, y me entero de la existencia de una crisis ministerial que termina con la renuncia del Ministro de Educación de entonces: Lic. Pedro Gil Inturbides, quedando el país huérfano en esa semana completa de representación en dicha área ante esta magna asamblea mundial. 
 
Fue la etiología de aquella crisis, la falta de coordinación entre las construcciones y las dotaciones de las edificaciones escolares; no debe extrañarnos el que esto ocurra, puesto que históricamente ya ha ocurrido en otros países del área; precisamente por el caos que se crea cuando existen múltiples entidades con al autoridad necesaria para construir escuelas, tomando sólo en consideración para la ejecución el hecho de disponer de la gratitud futura de los moradores del sector elegido.
 
Es precisamente en la sede central de la organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, donde comienzo a profundizar sobre el tema, para mi sorpresa me entero de la existencia dentro de la UNESCO de un departamento destinado única y exclusivamente a brindar apoyo diagnóstico y terapéutico a las Naciones miembros para coordinar, planear, diseñar y construir edificaciones escolares; apoyo del que se han valido y se valen un gran número de países del tercer mundo, para lograr dar cumplimiento a esa inmensa responsabilidad estatal.  Ante esta información no dudo en establecer contacto con los responsables de este departamento con quienes sostengo una fructífera reunión; surgiendo de ella el ofrecimiento por parte de los encargados de esta área de la UNESCO de una asistencia técnica inmediata, para detectar exactamente donde está el problema especifico nuestro ( sin costo económico alguno para el país), siendo necesario para su consecución el solo gesto de dirigir una carta de intención de parte de nuestras autoridades.
 
Pero lamentablemente para los dominicanos que tradicionalmente se han visto excluidos del servicio educativo, no se ha producido este sencillo gesto aún.  ¿Y qué ocurre actualmente?, pues que construyen escuelas la Presidencia de la República, la Secretaria de obras Públicas, la Secretaria de Educación, los Institutos Castrenses; los sectores privados y todo aquel que se le ocurra; sin que exista la más mínima coordinación entre cada una de ellas y por ende sin la planificación debida para saber: Qué, quién, cuándo, dónde y por qué debe construirse, manejarse y a la vez dotarse dichas infraestructuras escolares.
 
Algo similar ocurría en Venezuela, no siendo más que el fruto de la ausencia de una visión integral del problema, tanto para el sistema educativo, como para los organismos responsables de la construcción de la estructura física escolar, lo que les lleva a la creación de una entidad capaz de integrar la atención de la planta física escolar; al unir las políticas del sistema educativo, con las políticas de infraestructura; dándole el nombre de FEDE, que recibe apoyo financiero y político del Estado, con la misión de dar atención integral de la planta física educativa; es decir debe coordinar todos los esfuerzos físicos y financieros del Estado, garantizando el proceso de: Planificación, Construcción , Mantenimiento, Dotación y Administración de los servicios de las edificaciones escolares.
 
Con esta planificación se logra dar respuesta a las necesidades propias de la zona; en función de las características sociales, geográficas y educativas.  Por lo que en ocasiones con la simple adecuación de las ya existentes se obtienen los objetivos deseados.  En la práctica podríamos decir que si un organismo de los antes citados desea construir una escuela en determinado paraje fronterizo, se le podría orientar en el sentido de que a lo mejor no hace falta una nueva planta física escolar en ese lugar, sino el modificar la existente; o podría darse el caso de que sea a un determinado número de kilómetros de ahí donde si se necesitaría edificar y a la vez se lograría el mismo efecto político deseado.  No soy de los que creen en la importación o transpolación de modelos resolutivos, pero si en la valoración por parte de expertos con experiencia internacional ( mas aún si esa valoración es gratuita) que podrían estudiar el caso dominicano y dar solución especifica, como ha ocurrido en Venezuela con el FEDE; en Méjico con otro organismo similar pero adecuado al problema mejicano y como podría ocurrir en la República Dominicana si empezamos a captar el océano de posibilidades que ofrecen entidades como la UNESCO, las que no somos capaces de capitalizar por un sin número de factores que habrán de ser temas de próximos trabajos.
 
Periódico Listín Diario
3 de diciembre de 1992.

 

Esta entrada fue publicada en News and politics. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s